ArgenSport

Todo el deporte en un solo lugar

El “Pelado” revive

Posted by menriquez en 21 agosto 2009

Por Matías Enríquez

FUTBOL_Almeyda

LA HISTORIA SIN FIN. Almeyda y River

Hace una semana, River no habia realizado ninguna transferencia rutilante, más allá de la vuelta al club del hijo pródigo, Ariel Ortega. Sumido en una profunda crísis económica, el club de Núñez no contaba con el aporte financiero para contratar jugadores para su cuestionado plantel. Pero todo comenzó a cambiar en el transcurso de esta semana.

Al “Monumental” arribaron Nicolas Navarro y los paraguayos Cohene Mereles (pasó la prueba), Miguel Paniagua (proveniente de Guaraní) y esta por cerrarse la operación por Velázquez (goleador del Rubio Ñu). Pero hay otro refuerzo que llama poderosamente la atención que se sumó a River en estos días: Matías Almeyda.

Luego de una exitosa carrera europea por Sevilla, Lazio, Parma, Inter y Brescia, el “Pelado” habia retornado para jugar en Quilmes, allá por el 2005. Desmotivado, crítico y con poco lugar en el equipo cervecero, Almeyda decidió retirarse del fútbol. Nunca supo ser un ex jugador. El fútbol maneja los rieles en su vida. En 2007, retornó al Lyn de Noruega para jugar sus últimos partidos, pero ya era tarde. Cansado, se retiraba del futbol profesional, más allá de un fugaz paso por el ascenso argentino, en Fénix.

La vida del jugador de fútbol es breve. Una carrera promedio no supera los quince años, entre la fecha del debut, un período en el exterior y un retorno al “club de sus amores”. Una vez retirado, es muy ardua la vida del futbolista. Alejado de las principales luces, son muchos los que visitan psicólogos para “regularizar” sus situaciones. Para aquellos a los que mas le cuesta, existen inventos como el Showbol y el Súper 8 para quemar sus últimos cartuchos. En la lista de estos se destacan centenas de jugadores, dentro de los cuales esta Almeyda.

Apenas terminado el Súper 8 (en el cual River obtuvo el 3er. puesto) se produce uno de los retornos más llamativos del fútbol argentino en los últimos tiempos. Con 35 años, Matías Almeyda volverá a ser jugador de River Plate. El ex jugador de Inter y Lazio, entre otros, logró firmar un acuerdo por productividad por un año. Es decir, que si no juega ningún partido cobrará un sueldo relativamente inferior a lo que cobran el resto de sus nuevos compañeros.

Frases como “No vengo a robar” o “Si no puedo rendir, me iré” hacen que el hincha millonario vuelva a depositar la confianza en este histórico jugador. Su pase no revela misterios: los dirigentes quieren recuperar para el vestuario, la mística del River ganador de Francescoli y cia.. Mientras los periodistas cuestionan su estado físico, él vuelve a soñar. “Siempre seguí mi corazón, por eso volví” se ataja Almeyda que toma decisiones con el corazón abandonando, por un rato, la sensatez de la razón.

Uno de sus goles mas recordados. Semifinal de la Copa Libertadores 1996. River 1 – 0 U. de Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: