ArgenSport

Todo el deporte en un solo lugar

Viejo es el viento y todavía sopla bien fuerte

Posted by menriquez en 6 diciembre 2010

Por Matías Enríquez

La historia venía complicada en el Ennio Tardini. Udinese complicaba hasta que nuestro heróe del día anotó su gol de penal. A pesar del gol, el conjunto de Udine siguió ocasionando peligro e incluso empató las acciones con un fantástico tiro libre de Antonio Di Natale. Con el partido igualado, reapareció Hernán Crespo con un inolvidable cabezazo 100% Crespo (de anticipo al primer palo) y se terminó la historia. Suma 5 goles en los últimos tres partidos e iguala una racha que no se daba desde su época chelsistas en la Premier League.

Era momento de reconocer su vigencia. Los hinchas del Parma lo comenzaron a extrañar, allá por Julio del 2000. Despues de cuatro temporadas como Crociati (62 goles en 116 partidos), Crespo prometió volver a su segunda casa, después de River. Posterior a su primer experiencia en el viejo continente, Valdanito quemó redes en Italia (Lazio, Inter -dos ciclos-, Milán y Genoa) y en Inglaterra (Chelsea, en donde suma 20 goles en 49 partidos). Su carrera no admite reproches.

Sus 189 goles (24 en River y 165 en Europa) fueron suficientes para que Daniel Passarella lo lleve al seleccionado, allá por 1995 en los Olimpícos de Atlanta, donde fue goleador del torneo y medalla plateada. Hernán ya había debutado contra Bulgaria en febrero del 95. Siempre brindado para la selección, su condición de goleador histórico de las eliminatorias todavia no pudo ser alterada. Estuvo en Francia 98, nos dio una ilusión con su gol contra Suecia en el fatídico Corea-Japón 02 y brindó destellos de vitalidad en su último Alemania 06, en donde marcó tres tantos (y una asistencia de taco, su especialidad, para el gol de los 25 toques de Cuchu Cambiasso).

Desde la ida de Crespo que Parma no tiene un jugador que revista la condición de ídolo. A partir de su ascenso en la Serie A (en 1990), Parma fue consolidándose como uno de los equipos grandes equipos de la Liga Italiana. En ello, Crespito fue responsable. Con grandes actuaciones en la Liga y hasta participaciones europeas, logró la Copa Italia 99 como goleador del equipo y la Supercopa Italiana de ese mismo 99. Pero él ya había pasado a ser idolo del equipo con su gol en Moscú, en la final de la Copa UEFA 99 (hoy, UEFA Europa League) al Olympique de Marsella (fue 3 a 0 final). Desde aquella vez en Rusia hasta el año pasado, pasaron más de 10 años, en los cuales Parma no pudo encontrar el reemplazante de este goleador de pura cepa.

Cuando retornó al Parma pidió la camiseta número 77, por ser el año de fundacion de los Boys, la barra del Parma. De ídolo a inmaculado despues de tamaña acción. Demagogia pura. Hoy viste la camiseta 9, la cinta de capitán y un peculiar grisado en el pelo, producto de sus experimentados 35 años. Pasquale Marino, entrenador del equipo, es responsable de este nivel de Crespito. “Hernancito” o “El arma letal” como alguna vez lo apodaron sigue demostrando su entereza en el físico y exigente calcio Italiano. Por ello, es válido el reconocimiento para Hernán Crespo, el eterno goleador que demuestra que, más allá de los años, esta más vigente que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: