ArgenSport

Todo el deporte en un solo lugar

¿De que estas hecho David?

Posted by menriquez en 14 julio 2010

Por Matías Enríquez

Nalbandian. Gigante en Moscú. En 1998 comenzó a darse cuenta de sus condiciones, en la victoria frente a Roger Federer en Juniors de ese US Open. La carrera para alcanzar el Top Ten ya había comenzado. Pasó de las cuatro cifras en el ranking a las tres. Sorprende ver el crecimiento gradual desde sus comienzos. Para la primer semana de 2003 ya estaba en la cima, en ese selecto grupo de los diez. De allí en mas, la irregularidad reinó en su posición, más allá de una brillante performance en 2006 ganándole a Federer y Nadal, los reyes del tenis. Allí alcanzó la tercera posición y el trébol Federer-Nadal-Nalbandian estaba mediatizado. Su último registro como Top ten data de Febrero de 2009. De ahí en más nunca volvió a estar en la cima.

Criticado por su despreocupado estilo, Nalbandian comprendió que su motivación no la encontraba en los torneos individuales. La Copa Davis siempre fue su razón de ser. Dueño de un talento innato, sabe que en óptimas condiciones es uno de los pocos tenistas invencibles en el circuito (junto a Federer, Nadal y un puñado de tenistas más pero que no abundan). Asombra su efectividad en Copa Davis, donde mejor se desenvuelve y, por desgracia, torneo que todavia le sigue siendo esquivo.

Su debut en Davis fue frente a Rusia con derrota en manos de Marat Safin. En esa serie de Septiembre de 2002 se motivó para tratar de quitarle un punto al menos en el dobles. Junto a Lucas Arnold lograron arrebatarles ese crucial punto de dobles a Kafelnikov y Safin. La epopeya estaba consolidada, más allá de perder 3-2 esa serie. Era inútil, Rusia no caía desde el 95, cuando Jimmy Connors y Pete Sampras le hacian comer el suelo a los experimentados outdoor rusos, dirigidos por Kafelnikov.

Aún en sus peores momentos del ranking no se resignó a estar en los equipos argentinos. Su motivación y carácter ganador hicieron sobrellevar series imposibles como las de Suecia y Rusia de este año. En Suecia le borró la sonrisa de la cara a Soderling y ahora, en Rusia, se encargo de todos. El dobles Zeballos-Schwank (Vazquez: Culpable!) fue crucial para el pasaje a semis. Pero David fue responsable directo de remitirse a épocas de Sampras y Connors. Rusia no perdía desde hacía quince años contra estos dos colosos del tenis. David sube otro pedestal en su gloriosa trayectoria.

Se cargó a Davydenko el viernes en sets corridos y, cuando más lo necesitaba su equipo, goleó a Youzhny para dejar en claro su estirpe ganadora con la misma fórmula. Ya no se aceptan críticas a su tenis de manual basado en el poder de su revés y la contundencia de sus derechas. Aumentó a 20 las victorias en singles por Copa Davis y es una garantía de aquí hasta el final de su carrera o, mejor aún, hasta que Argentina gane el trofeo. Para Septiembre ya pidió refuerzos para enfrentar a Francia. Mientras tanto y en épocas impredecibles, Argentina puede soñar siempre que su gladiador David este en cancha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: