ArgenSport

Todo el deporte en un solo lugar

En el superclásico: Palermo y Gallardo, figuritas repetidas

Posted by menriquez en 29 octubre 2009

Por Matías Enríquez

FUTBOL_River y Boca

Mucho cotillón y poco fútbol en el clásico del domingo

En el estadio Monumental, River y Boca volvieron a dar un partido con pocos ribetes emotivos. El resultado se justitica en la partición de un tiempo para cada uno: River, amo y señor del primer tiempo y, Boca, líder del segundo. El empate en uno fue una imagen análoga de aquel clásico jugado el 19 de abril de este año, en La Bombonera. Aquella tarde, Palermo había puesto en ventaja a los dirigidos por Carlos Ischia, pero el Muñeco Gallardo –vía tiro libre– empató para los dirigidos por Pipo Gorosito. Cualquier vínculo con la tarde de ayer es mera coincidencia.

En esta oportunidad se invirtieron los tiempos. A los 23 minutos, Abbondanzieri le atajaba el penal a Ortega y parecía que su figura se iba a acrecentar con el correr de los minutos. Con alguna atajada más, Pato empezaba a perfilarse como la gran figura. Pero todo esa sensación se desvaneció en el mismo momento que Gallardo acomodo la pelota para ejecutar ese exquisito tiro libre. Inteligente y pícaro, el Muñeco acomodó la pelota unos centímetros por detrás de la linea de la barrera.

Los mismos interpretes emularon el episodio de Abril de 2009. El Muñeco apuntó al ángulo derecho que aquella tarde y Pato no pudo alcanzar la pelota, dando la misma sensación de que “algo mas pudo haber hecho”, tal como habia ocurrido esa vez. Cerebral y preciso como pocos, Gallardo volvió a demostrar que todavia le queda mucho fútbol para tranquilidad de Astrada y Hernán Díaz.

Misma sensación a la que sienten los millonarios debe tener Basile y cia. Palermo demostró una vez más que su vigencia en los superclásicos no tiene vencimiento. Su marcha versus la historia parece no detenerse. El Loco empató el partido a los 18 minutos del complemento tras una elegante asistencia de Riquelme. Así como en el Clausura 09, Palermo volvía a clavar un gol al palo derecho de Daniel Vega.

Dio la sensación de que River pudo haber sido más que Boca de no haber sido por la expulsión de Cristian Villagra, por una quirúrgica patada a Nico Gaitán. Por suerte para el millonario, Cáceres pecó de una juventud que ya no le pertenece, al reaccionar a la provocación del Burrito Ortega.

Sufridos por Abbondanzieri y Vega, Gallardo y Palermo volvieron a ser los grandes protagonistas de este superclásico que dejó en claro que tanto River como Boca estan atravesando por momentos dificiles. Sus carencias defensivas y falta de decisión para atacar también se evidenciaron en este partido que fue un simple empate y nada más. A este ritmo, ni uno ni otro podrá cumplir con su objetivo de clasificarse a la próxima Libertadores, meta demasiada chica para los dos equipos más importantes de la Argentina.

Los goles de un partido olvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: