ArgenSport

Todo el deporte en un solo lugar

Ni ell ni nadie podrá creerlo

Posted by menriquez en 14 julio 2009

Por Matías Enríquez

Corrian 18 minutos del ST. Fueron 63 minutos de los peores de la historia del Club Atletico Gimnasia y Esgrima de La Plata. Los propios hinchas triperos presagiaban lo peor. Gimnasia en la B, luego de 25 años y su archirrival de toda la vida, en la final de la Copa Libertadores. Se venía todo abajo para la mitad de la ciudad de La Plata. Atlético Rafaela ganaba 3 a 0 y la historia parecia sellada.

Leo Madelón jugó su carta más fuerte. Ya habia colocado al inoxidable “Pampa” Sosa para tratar de lograr la epopeya imposible. Acumulación de delanteros no siempre trae consigo goles. Sosa, Alonso y Cuevas trataban de quebrar el muro defensivo que el equipo rafaelino dispuso en el bosque. El ingreso de Franco Niell debe encabezar el top five de los cambios más acertados en la historia del fútbol argentino.

El “petiso” se colocó en el sector derecho del ataque, en donde encontro un espacio entre tantos delanteros. El esquema inicial de Gimnasia era parte del olvido. Todos rogaban para que alguno de los cuatro delanteros rompa la valla de Cappogrosso. 9 minutos despues del ingreso de Niell, Diego Alonso hizo el primer gol, “el más importante” dicen los que saben. Parecía que Gimnasia se venía como un torbellino en busca de la hazaña pero en los siguientes 16 minutos el resultado se mantuvo igual. En el interín, hubo tiempo para presenciar las expulsiones de Teté Gonzalez, Gil y la del Pampa Sosa (tras un inexplicable codazo sobre Menghi).

Cuando todo parecía sellado se vino el estallido. Un clínico centro de Luciano Aued cayó en la cabeza de Franco Niell a los 43 minutos. El chiquitín delantero surgido en Argentinos Juniors cabeceó por detrás de todos y puso el 2 a 0. El “Lobo” estaba a un tanto del milagro, de la hazaña, de lo imposible.

FUTBOL_Gimnasia LP Niell Y lo impensado ocurrió. El tercer gol de Gimnasia es una imágen calcada del segundo. A los 46 minutos, esta vez el centro fue enviado por Cuevas, el mejor jugador de Gimnasia en toda la tarde. En la ciudad de las diagonales, Cuevas metió una diagonal feroz esquivando a rivales cuál conos. Franco Niell esperaba en el segundo palo y el centro desembocó nuevamente en su cabeza. El “petiso” se tuvo que tirar de palomita y logró el gol mas importante de su carrera. La pelota se coló por el segundo palo de un Cappogrosso que, a esta altura, tenía tanta incertidumbre como sus propios compañeros. Uno de los jugadores más petisos del fútbol argentino (1,62 metros) metia dos goles de cabeza frente a una de las defensas mas altas de la B Nacional. A veces, el futbol es asi de extraordinario.

Javier Collado pitaba el final del partido más sufrido en la historia de Gimnasia. A esta altura todo era alegría y fiesta. El “Bosque” explotaba como nunca. Todo era fiesta. Todo eran lágrimas. Hacia tiempo que el fútbol argentino no nos regalaba una final como esta. “Esta tarde tenemos que ganar” decía la camiseta de Madelón. El Lobo no sólo ganó, sino que también goleó.

“Jueguen como hinchas” se leía en una de las tribunas del Bosque. Los jugadores mostraron que sienten el sentimiento tripero y hicieron caso a la bandera. En la tarde de los mensajes ni Madelon, ni Sessa, Ni ell, ni nadie podran creer lo que pasó. Gimnasia se queda en Primera y el fútbol demostró que, a veces, también es justo.

Tercer gol de Gimnasia vs. Rafaela.

Una respuesta to “Ni ell ni nadie podrá creerlo”

  1. mim said

    todo bien
    pero llamarlo “inoxidable” a sosa…

    dale lobo carajo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: